¿ES POSIBLE FINANCIAR UNA RENTA BÁSICA?

FINANCIAR LA RENTA BÁSICA UNIVERSAL

Como ya comentábamos en anteriores entradas, donde explicábamos los argumentos a favor y en contra de la renta básica incondicional, vamos a ver en el artículo de hoy la cuestión que al respecto nos faltaba por abordar: como financiar la renta básica. Ello lo vamos a  estructurar, como ya hicimos anteriormente, con el esquema pregunta-respuesta.

Antes de nada, destacar que el estudio que  vamos a tratar hoy sobre como financiar la renta básica se centra principalmente en las investigaciones que han realizado Jordi Arcarons Bullich (Catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Barcelona), Daniel Raventós Pañella (Profesor de la Facultad de Economía y Empresa de la Universidad de Barcelona) y LLuís Torrens Mèlich (Economista y Profesor Asociado de la Universidad Pompeu Fabra)

Estos profesores han determinado, como una posibilidad, que la financiación de la renta básica en España se podría realizar a través del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Como tal posibilidad, ello no quiere decir que sea la única manera. Para ello se han utilizando un número muy amplio de declaraciones de la renta de todas aquellas Comunidades Autónomas a las que les es de aplicación la Ley del IRPF, es decir, todas menos los regímenes forales de Navarra y País Vasco. Por tanto, como podéis vislumbrar, el IRPF ha sido reformado para poder financiar una medida de este calado.

Así pues, sin entrar en más consideraciones previas, vamos a ir respondiendo a las principales inquietudes que todos nos imaginamos cuando abordamos el debate de como se puede financiar la renta básica. 

1. ¿Cómo se puede financiar la renta básica universal?

Como decimos, para poder financiar la renta básica se necesita una reforma del sistema fiscal. Ello es debido a que nuestro sistema tributario beneficia a las rentas más altas, por lo que para adoptar una medida que beneficie a las clases media y baja (es decir, a la mayoría de la población) una reforma estructural de calado sería inevitable.

2. ¿Quién va a financiar la renta básica y quién sale beneficiado con una medida así?

Con este estudio se ha calculado que saldrían beneficiadas económicamente, de forma directa e indirecta, cerca de un 75% de los españoles. Por tanto, como se puede observar, sería el 25% restante quien tendría que financiar la renta básica. La cuestión es que, a efectos de IRPF, y dado el fraude que existe en España, para estar dentro de este 25% no se necesita tener un salario desorbitado.

3. ¿Qué cuantía mensual correspondería a cada ciudadano?

Se estima que las personas adultas recibirían mensualmente una cuantía neta de 645 euros (ya que no estaría sujeta al propio impuesto). En cambio, para los menores de edad, la cuantía se vería reducida a un 20% de la citada cantidad.

4. ¿Qué cambia con el financiamiento de la renta básica?

Lo primero de todo a tener en cuenta es que todas aquellas prestaciones públicas (pensiones, subsidios, becas, etc.) de cuantía inferior a la renta básica quedarían eliminadas de forma total. En caso de que fueran de cuantía superior, solo se eliminaría la cuantía que representa la renta básica. En el estudio no se modifica nada de lo destinado al estado de bienestar, es decir, sanidad, educación, etc.

Ejemplo: pensionista que cobra 1.000 euros. En este caso recibiría la renta básica más lo que falta hasta completar su pensión. Como no, esto también es una idea para solucionar el problema de los recortes en las pensiones. Téngase en cuenta que en el ejemplo que estamos poniendo, la pensión de 1.000 euros a cargo del sistema de la Seguridad Social pasaría a ser de 355 euros, estando financiada como veis en un 65% vía impositiva.

En cuanto al impuesto con el que se financiaría, según este estudio adoptaría el IRPF un tipo único del 49,5% para todos los contribuyentes.  Además, desaparecerían todas las deducciones de dicho impuesto (ya que  favorecen a las rentas más altas), se integraría la base general y la del ahorro, se eliminarían el mínimo personal y familiar, las reducciones de la base imponible, etc. 

En definitiva, como se observa, se trata de eliminar cualquier tipo de inequidad que pueda existir entre diferentes niveles sociales (e incluso dentro de éstos), a la par que se consigue una mayor simplificación para la elaboración o tramitación del Impuesto.

5. ¿Solo se puede financiar a través del IRPF?

Ya hemos dicho que no, pero expliquemos esto.

Quizá financiar la renta básica a través del IRPF no sea la opción más justa, pues estaríamos gravando las rentas obtenidas a través del trabajo de la gente, es decir, a través de su sacrificio.

En el fondo, si lo que queremos es que contribuyan de forma más directa los que más tienen (recordad que en torno a un 5% de la población española absorbe cerca de un 30% de la riqueza total existente en España), la citada reforma fiscal debería estar mayormente orientada a:

-gravar la riqueza (impuesto sobre el patrimonio, sociedades o sucesiones)

-crear impuestos nuevos o adicionales (por ejemplo un tipo mínimo sobre ese 5% adinerado)

-armonizar impuestos (por ejemplo el de sucesiones con el de donaciones, o el de sucesiones a nivel nacional),

gravar transacciones financieras   

-mejorar la lucha contra el fraude…

6. ¿Se puede financiar la renta básica recortando el estado del bienestar?

Sí, por supuesto, y porque no pudiere ser ese un posible debate en el futuro entre la izquierda y derecha política. Así se evitaría el hecho que propone este estudio, es decir, que la financien las rentas más altas. 

7.¿Qué otros beneficios nos aportaría una reforma así?

De sentido común:

  • eliminación de costes administrativos y económicos debido a la supresión del resto de subsidios de cuantía inferior
  • bajada del nivel de delincuencia
  • descenso de la pobreza infantil
  • disminución de la mortalidad en edades tempranas
  • caída del gasto sanitario (dado el mejor acceso de todos a condiciones de vida salubres)
  • mantener el nivel de prosperidad alcanzado por el duro trabajo de nuestros antepasados que poco a poco se está perdiendo

En definitiva, podríamos englobar todos los puntos anteriores en cuanto a una mejoría generalizada sobre la erradicación de factores relacionados con la pobreza. 

8.¿Frenaría la desigualdad?

No, pero ayudaría. Actuaría como freno respecto a ésta.

Actualmente, tras la recaudación a través del IRPF,  las desigualdades en rentas brutas apenas se corrigen. A través del estudio que estamos explicando hoy, la desigualdad mermaría tras la aplicación del tipo único al que venimos aludiendo. Ello se ha medido a través de un coeficiente previsto para medir la desigualdad: el coeficiente GINI.

Vivimos en un mundo en el que poco más de dos mil personas tienen una gran porción del PIB mundial, y en concreto, en nuestro caso, en un país donde poco más de dos decenas tienen un control relativamente llamativo también de nuestro PIB nacional. Es evidente, por tanto, que las desigualdades son crecientes. Nadie puede negarlo, y para muestra un botón.

Desigualdad Países
Wilkinson & Picket, Spirit Level (2009)

 

En el eje vertical, que va de mejor (en el origen) a peor cuanto más ascendemos en la gráfica, se estarían representando problemas estatales ya aludidos anteriormente, como los relativos a la salud, mortalidad infantil, nivel de encarcelamientos… en definitiva, se representa la falta de bienestar cuanto más lejos estamos del origen.

En el otro eje, en el horizontal, estaríamos representando el aumento de la desigualdad en relación a los ingresos, de menor (en el origen), a mayor en cuanto avanzamos dirección Este en el gráfico. Por tanto, cuanto más lejos del origen mayor será la desigualdad entre las rentas de los ciudadanos de un determinado país. Además, la línea central evidencia una mejoría del estado de bienestar en los países que se encuentran por debajo de ella.

En esencia, lo que este gráfico nos muestra es que cuanto mayor es la desigualdad salarial,  menor es el bienestar social.

Resaltar finalmente que los datos son de 2009, donde acababa de estallar la crisis, por lo que puede que la estadística actual arrojase datos peores dado lo vivido hasta el momento.

A mayores, en este sentido, debemos de tener en cuenta en España  que fiscalmente siempre hemos tenido un sistema más injusto que muchos de nuestros vecinos europeos. Ello es debido a que en los países de nuestro entorno han tenido más peso los impuestos directos que los indirectos (al contrario que en España).

9. ¿Con un tipo único del 49,5% no huirían los más adinerados a otros países?

Como argumento a favor, se alega el hecho de que en algunas Comunidades Autónomas ya se produjeron alzas del tipo más alto del IRPF de en torno a un 15%, llegando este tipo a un 60%, y no se observó tal comportamiento entre regiones.

Como argumento en contra, podríamos aludir a alguno de los motivos expuestos en nuestro anterior artículo, pues dada la tradicional picaresca española, quizá sea difícil el pensar en que ello no se traduciría en la toma de determinadas decisiones en el ámbito laboral (como por ejemplo, por poner uno entre muchos, el aumento de la economía sumergida).

10. Conclusiones a estos 3 artículos

Después de haber analizado los argumentos a favor y en contra, así como la posible financiación de la renta básica, es evidente que no hay nada claro al respecto. Puede que una medida así en países fiscalmente más disciplinados sea una buena idea, pero quizá en otros países donde abunde la picaresca, mientras no haya dinero electrónico en un 100% implementado, despierte más dudas. Por tanto, a diferencia de otros artículos, en este caso mi reflexión es más abierta que en precedentes ocasiones. 

 

Tras todo lo expuesto sobre la renta básica para que podáis tener una idea somera sobre ella, es momento de volver a la temática plenamente jurídica. Así, en próximos artículos volveremos a tratar temas de toda tipología legal, aunque incidiremos próximamente más bien en cuestiones laborales que algunos lectores me han planteado vía correo electrónico.

Hasta entonces, ¡un saludo a todos!

 

mseoane blog nuestroderecho

Manuel Ángel es licenciado en derecho y es el autor de este blog.

Si quieres saber más sobre mí, puedes leer mi presentación haciendo click aquí.

En caso de querer contactar, haz click aquí.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.